CÓMO PRACTICAR UNA REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR EN CASO DE EMERGENCIA

Diferentes situaciones pueden tener como desenlace una pérdida de conciencia y una parada respiratoria. Cuando esto ocurre, se practicarán maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).   Las maniobras de reanimación cardiopulmonar consisten básicamente en hacer compresiones en el tórax de la persona afectada y, si es posible, administrar aire mediante el boca a boca para intentar mantener el flujo sanguíneo al cerebro, el corazón y los otros órganos vitales.  Hay que hacerlo hasta que lleguen los equipos médicos.

En este vídeo del Canal Salud de la Generalidat de Catalunya  puede verse cómo practicar una reanimación cardiopulmonar,

guiados por los profesionales del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña:

  • Si la víctima está inconsciente, busque alguien rápidamente para que llame a los servicios de emergencias (112);
  • Ponga la persona afectada boca arriba;
  • Si no hace ruidos al respirar, no tose y no se mueve, asegúrese de que alguien ha activado los servicios de emergencias. Si no es así, llame Ud. mismo e inicie las maniobras de reanimación lo antes posible:
    • Póngase de rodillas en el suelo al lado de la víctima;
    • Compruebe que no tenga objetos en la boca: retire le prótesis dentales que no sean fijas y objetos visibles;
    • Tire la cabeza hacia atrás al accidentado levantándole la barbilla para evitar que la lengua obstruya el paso de aire;
    • Ponga los brazos rectos y coloque sus manos enlazadas en la parte central del pecho, aproximadamente en la línea imaginaria entre los dos pezones;
    • Haga las 30 compresiones torácicas haciendo fuerza con el cuerpo sin doblar los brazos, con una frecuencia de unas 100 compresiones por minuto;
    • Cada 30 compresiones, abra la boca del paciente levantando la barbilla hacia arriba, tápele la nariz e insúflele dos veces aire mediante el boca a boca;
    • Por cada 30 compresiones sobre el corazón, insuflando dos veces aire con el boca a boca, compruebe que el pecho de la víctima se mueve.
    • Continúe haciendo las maniobras de reanimación hasta el retorno espontáneo del pulso y la respiración (hasta que la víctima tosa o haga algún movimiento) o hasta que lleguen los servicios de emergencia.
    • Si recupera la respiración espontánea, ponerlo en la posición lateral de seguridad.

Fuente:

Canal Salut. Generalitat de Catalunya

Actualización del 19 de julio de 2017.